El pop de Ron Sexsmith

En música, como en cualquier tipo de arte, existe un contenedor de basura al que tirar todo aquello que no se puede clasificar o que, por condiciones del panorama de la época, se debe tirar. Ese cajón desastroso y sin orden alfabético, en música, se llama Pop. El pop es un estilo, naturalmente inglés, que define un sinfín de géneros que no se pueden clasificar o así lo entienden los epicúreos del vinilo.Pero igual que sucede cuando se retira de las filas del rock a grupos que van de macarras y no tocan ni dos acordes seguidos, de la misma manera se debería hacer en el pop. Porque si. Porque no es lo mismo ser que estar, ni lo mismo es Bustamante que, bromas a parte, Ron Sexsmith.

Otra buena noticia nos llueve desde canadá [pinche aquí para ver el artículo del mes de mayo sobre el grupo  Hey Rosetta!]. Quizá uno de los mejores cantantes de pop actuales y sin un reconocimiento excesivo. No llenaría estadios a lo David Bisbal, ni se subiría al escenario rodeado de la parafernaria del estrellato. Pero tampoco es un aprendiz (Sexsmith lleva más de 14 años en el mundo artístico). Dibujando una línea onírica en la imaginación de quien lo escucha, cuida sus letras al detalle hasta tal punto que, fuera de contexto, dejarían de ser canciones para transformarse en poemas de primera categoría. El principio de su obra da mayor importancia al protagonismo de la guitarra y el sentido de las palabras, sin tratar demasiado la espectacularidad de los sonidos sintéticos (los cuales no utilizará hasta los discos más actuales). Entre 1.991 y 2.001 publicó el 50% de su legado hasta la fecha. 4 discos que darían a conocer la interpretación del mundo de este canadiense afincado en Toronto. [pinche aquí para ver el videoclip del tema Secret Heart (1.995)] A partir del disco editado en 2.002 Cobblestone Runway, su música se vuelve más elaborada en el laboratorio sin perder la esencia de la guitarra (uno de las obsesiones de Sexsmith) y la presencia implacable del sentido de las letras.

En 2.011 se da a conocer el que hasta ahora es el último trabajo y seguramente el más conocido y con mayor relevancia transcurre, Long player late bloomer. [pinche aquí para escuchar el tema “Miracles”]. En este disco la voz de Ron deja de estar detrás de las letras.

Gracias al trabajo realizado, Sexsmith cuenta entre sus fans incondicionales (algunos de ellos lo han dicho públicamente) con verdaderas eminencias que seguro, a más de uno, le gustaría tener en sus conciertos aunque fueran solo como grupi: Cantó con Elvis Costello, entre otros, y gente como Rod Stewart, Paul McCartney o Elton John se han declarado cómplices del estilo del canadiense.

En definitiva, con nuestra opinión por bandera, entendemos el pop como ese cajón de tinta donde gente del talento de Ron Sexsmith nos ofrece pasiones a modo de canciones como esta:

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "The Rock". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s