Tercer asalto: 22 hombres para Pletikosa

Se aproximaba el inicio de partido. El último partido de la fase grupos. En el ambiente se respiraba tensión. Una vez descartado que fuera Camacho, descubrimos que la alargada sombra (no por esbelta figura si no por diagonal nasal) de Marcello Lippi sobrevolaba los últimos 90 minutos. Si España y Croacia empataban a dos, Italia quedaría matemáticamente fuera de la competición. En un principio utilizaron la estrategia, muy italiana por otro lado, de tirarse por el suelo: “España es poderosa -declaraba su capitán, Buffon– y no tiene necesidad de pactar resultados”. Como vieron que el caso era omiso, optaron por la estrategia argentina: decir lo mismo durante mucho tiempo a ver si así, por convencimiento o aburrimiento, ceden a sus peticiones. Nunca ¡jamás! un español había estado tan por encima de un italiano. ¿Quién ríe ahora, eh? Malditos latinosexuales…

Pero por si no había demasiada nata en el pastel, apareció Lippi, ex-seleccionador italiano y ex-entrenador en general dado que Marcello Lippi nunca entrenó bien, únicamente maquilló los resultados. Resultadistas del mundo, ¡matadme! Dijo, a un diario croata (encima) que espera cualquier cosa de España y que a la Liga BBVA le falta honradez. ¡Claro que si! ¡toma ya! Ellos, acusados de diversos escándalos futbolísiticos hasta un día antes de que diera comienzo la competeción, dicen que la Liga BBVA está amañada, con dos… Pero mi cabeza me dice que frene, que no escriba todavía, que guarde mi rencor para otro momento porque, pensándolo fríamente, si Lippi lo dice será por algo, es todo un argumento de autoridad. Los italianos son al escándalo en competeciones deportivas lo que los alemanes a los calcetines blancos: expertos por definición.

En fin. Aparquemos el estúpido debate que para eso Italia y España se clasificaron. Comenzaba el partido frente a Croacia, esa selección que, a falta de vestuario deportivo, se ponen el mantel de los domingos en la parcela y a correr. Lo primero que pudimos ver de ellos es que su entrenador, Slaven Bilic, en realidad es Niko Bellic en una de sus escapadas de Liberty City (solo los freaks entenderán este guiño. Amigos, de nada).

En los primeros minutos de partido hicimos lo de siempre, para no varias. Llevo escrito tres artículos cubriendo (siempre quise decir esto) la crónica de la Selección. En ninguno de los tres he podido empezar de manera diferente y, para mi pena, en lo que resta sé que será exactamente igual. Un entrenador de principios, si señor. Nos aburríamos mucho. Bostezaba yo y bostezaba todo Polonia. Sopor a manos llenas. De repente, cual salvador, apareció el portero croata: Pletikosa. Si. Si. Si. Ahora el salón era una fiesta. ¿Pletikosa has dicho? Tiene nombre de fármaco antigripal. “Señora, dele al niño un sobre de Pletikosa cada 8 horas, disuélvalo en agua y revísele las deposiciones. Dura es bueno. Blanda es malo. Agua es muerte. De nada. Saludos a su padre. ¿perdón? ¡ah!, ja,ja…La acompaño en el sentimiento”.

Entre Pletikosa para arriba y Pletikosa para abajo, Iniesta juega al fútbol junto con Xavi y Xabi Alonso. Ellos juegan al fútbol, claro. Los demás distraen al equipo rival. Si no  soy incapaz de explicarme como Sergio Ramos remató hasta tres veces y una de ellas creando peligro (bueno, tirando a puerta que ya es mucho para él). Si nos fijamos en las imágenes detenidamente observamos como dos de los defensas croatas, concretamente Srna (tres euros si lo pronuncias sin dañarte las cuerdas vocales) y Corluka, tienen la siguiente conversación:
– ¿has visto ese que viene?
– ¿Cual? ¿el rubio? ¿el novio de Shakira?
– No, bruto. El otro. El que no es guapo.
– ¿El feo?
– No, Busquets no. El que acaba de tirar y lleva una muñequera con la bandera de su país.
– ¿Una muñequera?
– Joder, Srna, joder. Un brazalete.
– Ah, si. ¿qué pasa?
– ¿No te recuerda a alguien?
– No sé… ¡Ah! No…¿si?
– ¡Si! ¿Eh?
– Si. (risas)
– Si.Si. (más risas)
(risas a nivel general)
¡ES ALF!

El partido siguió por sus derroteros habituales. Poca chicha y menos limoná. De Iker diré que, otra vez, lo han hecho grande: paradón del portero como consecuencia de remate de cabeza ¡a su cuerpo! De nada. De la defensa diré que Arbeloa evidenció que el Madrid necesita un lateral derecho, que el Barça necesita un central, que Melmac ha encontrado central para los restos y que Alba quiere jugar. Del centro del campo, más de lo mismo. Busquets no sabe robar un balón sin tirarse al suelo. No sabe simular una falta sin tirarse al suelo y no sabe tirarse al suelo, sin tirarse al suelo. Silva volvió a darme la razón: no sabe tirar a puerta y Torres no sabe, así en general.

Don Vicente, Marqués de Del Bosque, en otro alarde de sabiduría popular quita a Torres (acierto) y pone a Silva de falso delantero (error). Saca a Jesús Navas (acierto) y pone a Cesc Fábregas a rematar los balones al área (¡¡¡cagada!!!).

Y llegó el gol. Cesc Fábregas da un pase por encima de la defensa y mis detractores, que los tengo, hacen cola en twitter. Me defenderé fácil. Es un pase maravilloso, a otro jugador maravilloso, en un fuera de juego maravilloso, que aprovecha otro jugador menos maravilloso y le mete un gol a Pletikosa, portero de nombre maravilloso. Bien. Remontamos la moviola 10 minutos antes. El mismo Fábregas tiene una ocasión dentro del área. Se para. Mira. Sigue parado y cuando no sabe que hacer, como le ocurre siempre, tira sin precisión alguna. Balón fuera. No os preocupéis, dentro de 10 minutos dará un pase que lo convertirá en héroe nacional. (error…)

Final del partido y un día menos. En cuartos Francia. En semifinales Italia y en la final Alemania. ¡Vamos a jugar al fútbol con vuestro dinero!

PD: Por cierto, jugó Negredo.

Artículo creado por @HernyCarranza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "The Ball", Eurocopa 2.012. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s