Ron Wood: el centrocampista de los Rolling Stones

No es fácil actuar a la sombra de alguien y, más aún, cuando esos alguien son el todopoderoso Keith Richards y la encendida estrella Mick Jagger. Aunque en el escenario todas las miradas y los flashes se dirigen a los dos patriarcas de los Rolling Stones, ahí está, imperturbable, el silencioso Ron WoodWoody“: lienzo y poder.

A diferencia de otros componentes del famoso grupo londinense, Ron Wood nació y creció en un ambiente propio de clase media-baja. No disfrutó, por ejemplo, de los placeres y lujos que Jagger gozó. El bajista de los Rolling empezó a tomar el pulso a la música cuando sus hermanos organizaban fiestas y reuniones cuyo centro de atención era el blues, el jazz y el soul.

Su carrera no fue meteórica en un principio. Con su guitarra española y la sabiduría popular como carta de presentación, comenzó a tocar en el grupo The Birds Band, en el que aportaba, también, la voz. Pero fue el grupo The Jeff Beck el que le dio la fama y soporte necesario para saber todo lo que necesitaba. De la mano del londinense Rod Stewart inició un periplo musical que le llevaría al éxito en el Reino Unido. Formaron un duo inseparable que propició arte y escena. Ambos, con trayectoria similar, se despidieron cuando el grupo The Fame se disolvió. A día de hoy, Stewart&Wodd siguen teniendo un feeling difícil de corromper [pinche aquí para ver un directo reciente del tema Maggy May] Fue entonces, en 1.975, cuando Ron Wood pasó a formar parte de los entonces ya existosos Rolling Stones. El que era su bajista, Mick Taylor, abandonó la banda y dejó un hueco que barajaba, entre otros, el nombre de Wood o Eric Clapton. El talento de Clapton o de Jeff Beck eran superiores, musicalmente hablando, al de Woody, pero el empuje y las maneras rockeras de éste último convencieron a los miembros de la banda londinense para que formara parte de su elenco.Ya era uno más y parecía que había estado ahí desde el comienzo.

Dada que la sombra de Keith Richards es demasiado larga, es a él a quien se le atribuye la creación de la onírica y paralela comparsa de los New Barbarians. [pinche aquí para escuchar el tema en directo de Sweet little Rock&roller de Chuck Berry interpretado por ellos]. Lo cierto es que fue Ron Wood el que la formó, con la idéa de no detener el rock&roll en los parones de los Rolling y poder juntar a grandes músicos en un solo espectáculo. Jamón y pan con tomate en el mismo plato: eso nunca puede salir mal. Únicamente los continuos desplantes de Richards por la adicción a las drogas y su condena por tenencia ilícita de heroína tiñeron de un suave gris el arcoris de talento del grupo en cuestión.

Retrato de Jimi Hendrix por Ron WoodQuizá la faceta menos conocida de Woody es el lienzo. Sus pinturas, de manera habitual, coinciden en galerías de arte de las ciudades que van visitando en el tour los Rolling. Ha hecho retratos de Jagger, de Richards, de Eric Claton, de los propios Rolling pero, sin lugar a dudas -bajo nuestro criterio- el sello que se lleva la palma es el retrato que realizó de Jimy Hendrix. En los anales del rock&roll siempre quedará la pintura que retrata al de Seattle.

Ron Wood “Woody”, el tipo que nunca aparece en escena y siempre está. Sin él, Richards no sería Xavi Hernández, ni Jagger el delantero goleador. Al final, todos necesitamos un Xabi Alonso en nuestra casa.

Larga vida al Rock&Ball.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "The Rock". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s