Los hijos bastardos de Vonnegut

Quizá el género menos dulce pero más visceral dentro del rock, sea el rock-folk. Un prototipo de mezquino apático con gafas de sol que expresa en su música lo menos agradable haciendo, de ello, toda una fiesta.

En la época de los 90, entre 1.991 y el 2.001, Kristian Bush y Andrew Hira le dan al aire de Atlanta un respiro. Solo diez años y tres discos. En un principio, en similitud con cualquier formación que comienza sin metas, la firma de las canciones no lleva ni nombre de grupo ni pseudónimos. Esto nos recordó a los primeros años de los FAB4, quizá en The Quarryment aún, cuando los temas eran rubricados como Lennon/McCartney. Así empezó, también, el sueño de los de Georgia.

Más tarde, viendo que era inevitable dar un nombre a la asociación Bush/Hira, y envueltos todavía por el emblemático personaje creado por Kurt Vonnegut en Matedero Cinco [pinche aquí para ver reseña Wikipedia] deciden llamarse “Billy Pilgrim Band“.

El primer disco, titulado de manera homónima al nuevo nombre de la banda, les dió la fama, el empuje y el dinero para llevar a cabo, lo que hasta día de hoy, es su gran obra: “Bloom” (1.994). Este disco, más trabajado que el anterior, con menos prisa y más mimo, les llevó de lista en lista por los grandes festivales siendo, incluso, cabeza de cartel en algunos de ellos.

Curiosidades y chismorreos extra,
la banda no volvió a sacar un trabajo nuevo hasta 2.001, cuando editó y finalizó su carrera con “In the time machine” en la obra que, según afirmaban en su propia página web: “daría sentido al hecho de que el grupo se llame Billy Pilgrim. Una conexión más allá”.Lo cierto es que, incluso en su web, no hay anuncio oficial de la disolución del grupo y puede verse como una página anclada en el pasado, un resquicio de lo que pudo y no fue o la sombra del nacimiento de la era internet [pinche aquí para ver la web oficial de la banda]. Éste último disco se encuentra, incluso, descatalogado.

Tras el último trabajo, tanto Kristian Bush como Andrew Hira tomaron camninos diferentes. El primero formó parte de la conocida banda de country, Sugarland. [pinche aquí para ver actuación en directo]. El segundo realizó una carrera en solitario que, a día de hoy, cuanto con dos álbums: Lost Songs y Curios.

No es mucha la información que circula por la red sobre Billy Pilgrim Band y tampoco hay diversidad de imágenes pero, al menos, sus dos primeros trabajos están registrados en plataformas como spotify donde podéis escucharlos. Nosotros, desde aquí, os dejamos el link del que quizá sea su tema más conocido “Sweet Louisiana sound” del que el grupo cántabro Deltonos realizó una cover (más bien adaptación) para re-lanzar su carrera tras diez años de parón, bajo el título Horizonte eléctrico.

Duró poco, pero al menos podemos contarlos y eso es lo que importa.

¡Larga vida al rock&ball!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en "The Rock". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s